jueves, 4 de agosto de 2011

La música, el nuevo Product Placement


No es ningún misterio que la combinación de la música y la ficción produce una sinergia muy interesante para las dos industrias. Las series y las películas son un escaparate fantástico para lanzar o relanzar canciones y artistas al mismo tiempo que hacen mucho más atractivos estos productos de ficción. Tampoco es ningún secreto que la industria televisiva está evolucionando y que el espectador medio cada vez prefiere configurarse su propia parrilla gracias a las bondades de internet, aunque esto haga temblar el sistema vigente de televisión.  ¿Podría ser la música una solución económica a los problemas de la industria televisiva actual?

Canal+ estrenó hace unos meses un documental llamado Música en Serie en el que se hablaba del gran beneficio económico que pueden sacar la industria televisiva y la industria musical al combinarse. Desde casos más discretos como que una canción se haga popular por aparecer en una serie, hasta enormes fenómenos como han sido Glee y Hanna Montana. Pero una de los temas que eché en falta en el documental es si ciertas series podrían mantenerse en pie con acuerdos con las industrias discográficas.

Analicemos en caso de Glee. Glee es una de las series más rentables de toda la parrilla americana, ya no solo por sus envidiables datos demográficos de audiencia, sino también por los beneficios obtenidos con las ventas de sus temas musicales, merchandising y giras. A pesar de sus grandes datos de audiencia, me apuesto lo que queráis a que más del 50% de sus fans prefieren ver el episodio al día siguiente y sin anuncios. ¿Es dinero que pierde FOX? Para nada, porque sigue cultivando una enorme cantidad de compradores potenciales de sus canciones o de entradas para sus giras.

Otro caso más discreto es el de Dr Horrible, el musical de cuarenta minutos producido por Joss Whedon (Buffy Cazavampiros, Angel, Firefly), un producto ideado para internet que se podía visualizar gratuitamente durante un intervalo de tiempo para vender posteriormente su BSO en iTunes y el musical en DVD. No se hicieron públicos los beneficios, pero los responsables estaban muy contentos con su rentabilidad, tan contentos que ya se está hablando sobre una secuela.

Pero esta tampoco es una práctica tan novedosa. Telecinco utilizó a Los Serrano para promocionar el grupo El Sueño de Morfeo, igual que la serie se sacó de la manga a Fran Perea y al grupo Santa Justa Klan. Antena 3 hizo lo mismo con Un Paso Adelante y UPA Dance, y las telenovelas juveniles también han tenido estrechas relaciones con la industria discográfica con grupos como RBD o Rebelde Way. El éxito de estos grupos le proporcionaba beneficios a la productora al mismo tiempo que se creaba un feedback entre la serie y el grupo musical.

Pero si hay una cadena que ahora mismo ha dado un gran paso en el mundo de la música dentro de las series es, irónicamente, MTV, la cadena que dejó de lado la música para convertirse en una cadena para adolescentes. Cada vez que aparece una canción en su nueva comedia Awkward, aparece en la parte inferior de qué canción se trata y quien es su grupo o cantante. Una idea genial que no solo es muy útil para el espectador, sino que además puede servir para ahorrarse algo de dinero, ya que se le está dando una gran publicidad al tema y a su artista.


¿Podría la música ser la respuesta a los problemas económicos que conllevan las nuevas formas de consumir televisión? Obviamente no salvo en unos casos muy aislados, aunque pueden ser un pilar importante junto al product placement, ya que estos dos tienen un gran impacto en el espectador esté viendo el episodio al mismo tiempo que se emite o no.

4 comentarios:

  1. Me parece una idea muy interesante lo de poner los títulos de las canciones. De hecho, en España ya se ha visto en algunos programas (que yo sepa, en series todavía no, aunque si sigue la moda de las series de época, poco van a poder hacer...). Además funciona para enganchar a los jóvenes, que al mismo tiempo que disfrutan de la serie, les sirve para descubrir nuevas canciones y no es molesto para nada.

    Lo de las series musicales está claro que es un gran tirón porque es una doble manera de enganchar a los potenciales consumidores, que suelen ser adolescentes. De hecho en muchos de los videoclips que se hacen ahora, la historia es más elaborada, casi como un corto o un mini capítulo de una serie. Pienso que hay mucho futuro en la fusión de la ficción y la música.

    ResponderEliminar
  2. Es muy buena la idea de Mtv. Música y ficción van más que unidas y ahí hay una oportunidad de negocio bárbara. La diferencia es que mientras en EEUU la que canta es Lea Michelle... aquí cantaban Beatriz Luengo xD

    ResponderEliminar
  3. El recuerdo que mejor tengo de esto es Ally Macbeal y como Vonda Shepard consiguió un éxito rotundo con sus versiones.

    A mí también me parece una gran idea lo de poner las letras den las canciones. Así ya no tienes que usar ningún programa ;P

    Saludicos.

    ResponderEliminar
  4. Zaqui: Y ahora viene una nueva oleada de series musicales. Después de Glee Disney Channel ya prepara una nueva serie musical (ahora que termina Hanna Montana), y NBC estrenará Smash en febrero.

    Héber Sentil: ...o peor, Guille y Tete de Los Serrano xD A ver si en España se ponen las pilas, que nos llevan años luz xD (y a mí que no me digan que es cuestión de presupuesto, que escribir un guión decente cuesta el mismo dinero que uno bueno)

    LiPooh: Es que lo de la MTV es un puntazo, y más ahora que se ven tantas series desde el ordenador: te gusta la canción, ves de quien es, y la buscas.

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar! :)